Fácil aplicación por medio de técnicas convencionales de pintado (pistola de aire a presión), siendo posible cubrir grandes superficies sin dificultad. También es posible aplicarlo mediante útiles de limpieza como paño o esponja articulada entre otros.